Fotolab Mar del Plata

Revelado de fotos y venta de productos de fotografía

Como Añadir Pie De Foto En Word?

Como Añadir Pie De Foto En Word
Word –

  1. Haga clic en la imagen a la que desee agregar una leyenda.
  2. Haga clic en Referencias > Insertar leyenda.
  3. Para usar la etiqueta predeterminada (Figura), escriba la leyenda en el cuadro Leyenda. Como Añadir Pie De Foto En Word

Sugerencia:  También puede crear su propia etiqueta de título predeterminada haciendo clic en Nueva etiqueta y agregando después el título al cuadro Etiqueta. Word numerará automáticamente las nuevas etiquetas.

¿Cómo puedo poner una imagen de fondo en Word y escribir sobre ella?

¿Cómo poner una imagen debajo de un texto en Word?

Para colocar una imagen detrás del texto : En la pestaña Insertar, dentro de Ilustraciones, haz clic en Imágenes. Busca la imagen en tu equipo, selecciona la imagen y haz clic en Insertar.

¿Qué es un pie de foto ejemplo?

La expresión pie de foto alude a la explicación breve que se sitúa bajo cada ilustración o figura en una publicación. Aunque sea el pie lo que le da nombre, también puede constar en otros lugares, como en la parte superior. Dado que atribuir un pie de foto a cada figura suele generar numerosos problemas en los trabajos académicos, publico aquí unas pautas para orientar sobre cómo hacerlo en general, por si se carece de otra guía, aunque luego cada caso particular pueda variar o complicarse.

Es importante que las figuras estén mencionadas en el escrito, que tengan su correlación en el texto (es decir, no que se agrupen sin sentido ni explicación, “como para abultar”). Además, han de incluir unos datos esenciales, como son la denominación de figura para encabezar, la numeración currens, más el título descriptivo (si procede, con una alusión al tiempo y al espacio).

Podrá sumar también la fuente y la autoría , ya sea la misma o diferente, salvo en los casos en que se sobreentiendan los dos últimos datos, como puede suceder cuando se escriba una monografía. Comienzo explicando paso a paso.

  1. Figura

Una fórmula usada actualmente en los medios académicos consiste en denominar figura a toda imagen, esquema, tabla, mapa o lo que sea que se adjunte diferente al mero texto. Además, la figura debe tener una numeración consecutiva o currens general, es decir:  figura 1, figura 2 , etc. Recomiendo incluir la mención a la figura en cursivas y minúsculas ( figura 1), porque es cómodo y sencillo de ver en el texto, pues llama la atención fácilmente.

  1. Aunque mi opción predilecta es decir figura 1 en minúscula, también se puede optar por otra solución: la primera se escribe completa, figura 1 , y en adelante se abrevia la palabra, así: Fig;
  2. 2 , Fig;
  3. Sin embargo, esto es muy incómodo de leer, porque obliga a interrumpir la frase por la mayúscula y el punto de la abreviación;

Aunque esto sería largo de explicar, acaso se entienda directamente comparando lo cómodo o incómodo que resulta leer los siguientes ejemplos: “para ilustrar lo afirmado es preciso consultar la Fig. 3, que ofrece una innovadora visión”. “para ilustrar lo afirmado es preciso consultar la figura 3, que ofrece una innovadora visión”.

La segunda frase de las minúsculas funciona mejor, se lee con más facilidad (hay estudios que avalan esta afirmación, no es sólo una sensación mía). Con ello, el texto ganará en calidad, y cuando comencéis a sumar unos y otros elementos que faciliten o compliquen la lectura, el resultado mejorará… o empeorará, casi sin saber por qué, por así decir, aunque sea correcto lo que molesta al leer.

Siempre, en la escritura, también recomiendo estar pendiente de lo que –por así decir– no se ve. Toda figura tendrá que estar mencionada en el texto. Por ejemplo: “según muestra el plano de las conquistas de Nueva España en el siglo XVI que consta en la figura 1 , la estrategia utilizada por los ingenieros se basó en”.

Es decir: no deberías incluir una figura 1 con ese título ni el texto ni en el anexo si no la has mencionado en el cuerpo del texto de tu trabajo (salvo que estés publicando algo y el criterio editorial sea diferente, claro).

Cada figura se podrá situar en uno u otro lugar, a continuación de ser citada en el texto o en el anexo final. Lógicamente, no irá en ambos lugares. Tampoco recomiendo incluir algunas en el texto y otras en el anexo, porque es necesario unificar criterios.

  • Si se adopta un criterio, se ha de seguir de inicio a fin, ha de ser uniforme al igual que en otras cuestiones;
  • El baile de criterios suele ser muy criticado, y fácil de detectar;
  • Lo contrario, la unidad de criterio, realza el valor del trabajo coherente;

Da la impresión de que se ha hecho atentamente y dedicándole el tiempo preciso. La ventaja de situar las figuras acompañando al texto es que ilustran sin tener que molestar a quien lo lea, haciéndole pasar las páginas para buscar el anexo. Sin embargo, la desventaja es que puede dar verdaderos quebraderos de cabeza al intentar maquetarlo, porque constantemente se desmorone todo.

  1. Ante la duda, si no sabes qué hacer, recomiendo pasar las figuras al final, que no dará problemas de maquetación, y ante la necesidad siempre podrás cambiarlo si no te convence;
  2. Hacerlo a la inversa será más problemático, seguro;
See also:  Como Pasar De Foto A Word?

Atención, en cualquier caso, porque a veces no podemos escoger, y dependemos del criterio de la editorial; en tal caso, se hará como esta indique.

  1. Título de la figura

El título atribuido a la figura podrá ir en cursivas, como he dado ya en el ejemplo anterior, que aquí repito: “según muestra el mapa de América en los siglos XVII y XVII que consta en la figura 1 , la estrategia utilizada por los ingenieros se basó en”. Sin embargo, también se puede prescindir de las cursivas del título, es decir: “según muestra el plano de las conquistas de Nueva España en el siglo XVI que consta en la figura 1 , la estrategia utilizada por los ingenieros se basó en”. Lo que se decida, se hará unificando el criterio. Hay que atribuirle un título esencial para que quien te lea sepa qué es, que sea descriptivo e incluya, si procede, el espacio y tiempo en que se enmarca, por ejemplo:

  • Figura 1: Mapa de América en los siglos XVII y XVII.
  • Figura 2: Mapa de la Península Ibérica en la Edad Media, con las principales ciudades aludidas en este estudio.
  • Figura 3: Árbol genealógico de Antonia Benítez, del año 1782.
  • Figura 4: Línea cronológica de los periodos más importantes que abarca este estudio.

Insisto en que, si se trata de un estudio de Historia, es importante que ofrezca algún dato espacial y temporal en el título, para dar un contexto mínimo, salvo que uno o los dos datos se sobreentiendan por el contexto en que se inserta la figura.

  1. Fuentes y autoría…, o autoría y fuentes (salvo si se sobreentiende)

Ahora faltan por citar tanto las fuentes utilizadas para elaborar esa figura como su autoría. Cuando no se sobreentienda esa información, hay que lograr que quede bien clara y que, si se busca, sea posible recuperar el dato de la autoría (esta es una la razón de ser de las citas bibliográficas ), o de la fuente o de la autoría citadas, si coinciden. Si te basas en fuentes bibliográficas, una forma de solucionarlo es la siguiente, aunque da el problema de ser demasiado extensa, pues habría que añadirla al resto de datos anteriores:

  • Autoría: elaboración propia a partir de la bibliografía citada en este estudio.
  • Autoría: elaboración propia a partir de Pérez (2017) y Benítez (2018).

Otro caso de autor y fuente diferente se da cuando usas fuentes primarias; ejemplo: 

  • Fuente: AH, Libros de Acuerdos del Cabildo, 1590-1780. Autoría: elaboración propia.

Incluso, en el último caso, no haría falta citar que la figura es de elaboración propia, pues la propia omisión lo indicaría: tú has hecho el estudio, y, por tanto, eres el autor o autora de todo lo que incluye. Así, habrá que tener en cuenta el contexto en que se difunde. Sin embargo, dado que por desgracia el plagio está a la orden del día, ante la duda más vale especificar, sobre todo si se trata de un trabajo de clase o de un Trabajo de Fin de Título (TFT).

El título de la figura ha de ser nítido y breve, y ha de definir qué es ese elemento que se adjunta. En unos casos será diferente la fuente y la autoría. Por ejemplo, cuando la figura es de tu autoría, y te has basado en ciertas fuentes de un Archivo Histórico (AH),  deberás reconocer ambos datos, fuentes y autoría.

En otras ocasiones, cuando escribas un libro, te permitirás licencias, según detallo al final de este escrito, cuando menciono la necesidad de sacrificar información en los pies de figura. En ciertos casos, la fuente y la autoría coinciden , por lo que con citar la fuente se incluye la autoría. Por ejemplo, según el estilo de citas que sigas:

  • Mapa de América en los siglos XVII y XVII (DUBY, 1987: 282).
  • Mapa de América en los siglos XVII y XVII, en G. Duby: Atlas …, p. 282.

El problema para adjuntar una figura de algún libro como el recién aludido es que deberías asegurarte de que puedes usar libremente esa fuente citándola. Ten en cuenta que puede haber problemas derivados de la explotación económica de los derechos de la obra, pues las editoriales viven de ello, y su supervivencia es esencial para el mundo de la cultura. En la contraportada de la citada obra, por ejemplo, se recuerda que “no está permitida la reproducción total o parcial de este libro […] ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio”.

Por ejemplo, cuando usas una figura de un libro ajeno, como un mapa del conocido Atlas histórico mundial de Georges Duby (Madrid, Debate, 1987). Estos casos son los más sencillos de usar. Entonces, sólo citas la fuente, y reutilizas su título, con alguna pequeña adaptación si es necesaria.

Ante la duda, recomiendo utilizar figuras de libros ajenos escaneadas sólo en trabajos de curso, de circulación interna (por ejemplo, en tu universidad), pero no en publicaciones, en las que bastará con la mera alusión y su correspondiente cita bibliográfica.

  • Si la fuente que quieres citar procede de Internet, todo suele complicarse  ( con Internet hemos topado, amigo Sancho );
  • Cuantiosas fuentes de internet atractivas suelen tener orígenes inescrutables y muy pocos datos que avalen que sea fiable, lo que hace sospechar de muchas de ellas (¿plagio? ¿uso ilegítimo?…);
See also:  Como Subir Los Kb De Una Foto?

Si tu problema está en que ves que esa página de Internet realmente no cite adecuadamente la procedencia de lo que adjunta, te recomiendo que huyas de esa usarla, porque la fuente donde se alberga no parece académica. Solo en un caso extremo acudes a la figura de internet.

En estos casos, cuando sospeches, tu intuición suele ser indicio de que esa fuente no es científica. Ante la duda, si puedes escoger entre citar una imagen de un libro o una de internet, te recomiendo la del libro (¡sobre todo si tiene una autoría reputada!).

En parte, porque si el libro usó métodos científicos eso infunde a tu trabajo academicismo, y, en parte, porque te será mucho más sencillo citarlo. No obstante, imaginemos que has localizada una foto (u otro elemento) de un blog o de alguna página de Internet que necesitas usar.

Recuerda citarla como quien cita cualquier otra fuente , como un libro o cualesquier otros textos académicos, como se citan las páginas de Internet: intentando encontrar todos los datos que aportas para los libros o artículos (y los que no pues los omites), y los sitúas en el mismo orden en que colocarías otra cita bibliográfica.

Para evitar las omisiones de las páginas de internet, y para evitar que parezca que se te ha olvidado adjuntar datos, otra solución es que menciones cada dato que no encuentres para citar: sin autor , sin año … pero es farragoso y tira por los suelos el cientifismo de la propia fuente, que según lograrás entender ¡cae por su propio peso! Si quieres citar una fuente de internet en el pie de la figura, además de citar de alguna manera los datos esenciales que hayas logrado hallar en el orden esencial de la bibliografía, incluye el enlace.

Si es muy largo, acórtalo, como obligan prestigiosas editoriales como Tirant lo Blanch cuando el enlace sobrepasa la línea en que se inserta. Para acortarlo, simplemente lo incluyes en algún medio como bit.

ly (registrándote previamente es gratis), y lo copias de nuevo. Aquí hay instrucciones, https://miracomosehace. com/usar-bitly-acortar-url-links-gratis/ Por cierto, sobre cómo incluir las citadas fuentes de internet, recomiendo huir de palabros como web grafía por muchas razones que alargarían excesivamente este escrito.

En resumen, diré que una web es una página, y una página tiene como citarse desde hace mucho tiempo: como el resto de páginas de un libro, artículo o texto similar, en la bibliografía. Recomiendo denominar al apartado Bibliografía , o, si hay fuentes de diversa índole, Bibliografía y fuentes.

Ordenarás todo alfabéticamente, pero con las fuentes de internet eso se complica, claro, porque suelen incluir datos escasos y confusos. Por último, cabe incluir la recomendación de acortar en la medida de lo posible los pies de foto, que han de ser breves, por lo que conviene sacrificar información.

Por tanto, recomiendo leer y releer un título para ver cómo acortarlo. Por ejemplo, si se usa una fotografía, y es obvio que es una fotografía, se puede prescindir de la palabra fotografía y ver si funciona igual.

En otro orden de cuestiones, si estás publicando un libro con una editorial prestigiosa y has elaborado tú las figuras, se sobreentiende la autoría, por lo que no es preciso indicarla puntualmente, y con ello se gana brevedad. Volviendo al ejemplo de tu hipotético libro, si para elaborarlo has usado infinidad de fuentes de archivo, el lugar para citarlas todas no es precisamente el pie de foto, y se sobreentiende que por algún motivo te resultó imposible detallarlas ahí. En ellos se aprecia esta idea de abreviar datos, por un lado, para que sea comedido el tamaño del pie de foto (que por cierto se sitúa en la parte superior, según ilustra la imagen de cabecera), y, por otro lado, porque se sobreentienden muchos otros datos que se ofrecen en la propia obra:

  • Figura 1: Relación de escribanos del ayuntamiento madrileño (1557-1610).
  • Figura 2: Sucesión del ejercicio en las escribanías del ayuntamiento madrileño (1557-1610).
  • Figura 3: Relación de parentesco entre los escribanos de la escribanía antigua (1557-1610).
  • Figura 4: Relación de parentesco entre los escribanos de la escribanía acrecentada (1557-1610).
  • Figura 5: Demanda por parte del ayuntamiento  de escrituras de los escribanos del concejo para su archivo (1568 y 1571).
  • Figura 6: Solicitud de documentación de los escribanos por parte del concejo (1571).
  • Figura 7: Relación de escribanos del concejo (titulares y tenientes) y escribanos colaboradores que acudieron a abrir el archivo del concejo (1553-1581).
See also:  Como Hacer Una Foto De Pantalla?

.

¿Cómo se hace un pie de página en Word?

Paso 1: – Haz clic en la ficha  Insertar. Luego, haz clic en la opción  Pie de página. Verás que aparece un menú desplegable.

¿Qué poner en un pie de figura?

Se llama pie de imagen (o de figura , de ilustración , de fotografía , etc. ) al texto que aparece acompañando a una imagen, figura, ilustración, fotografía, etc. , para explicarla. Puede consistir en un texto breve meramente descriptivo (por ejemplo, «Robles»), en cuyo caso lo normal es que vaya sin punto.

  • Si es más largo, sobre todo con puntuación interna, puede llevar punto;
  • Si es un texto explicativo, sí ha de llevar punto;
  • Sobre todo en escritos técnicos, a este texto le puede anteceder una identificación con un número: Figura 7;

Partes esenciales de un torrente El diseño más sencillo para esta identificación es el dado, sin cambio de letra y con punto (que se suele preferir a los dos puntos), pero otra opción podría ser, por ejemplo, con negrita en la identificación y un cuadratín detrás: Figura 7    Partes esenciales de un torrente En función del diseño puede haber cambios de fuente , color, tamaño.

, así como elementos gráficos diversos. Además, puede tener un título interno, si los pies son extensos y explicativos: Figura 12. Aparato de Young. Las lineas finas de la parte inferior de cada fotografía son líneas de interferencia producidas por la luz que pasa a través de dos rendijas.

En cuanto al tipo de párrafo, lo habitual es justificado con la última línea a la izquierda ( párrafo ordinario) o con la última línea centrada (párrafo español). Los muy cortos suelen ir centrados. Un recurso muy frecuente es la disminución del tamaño de la letra del pie completo en uno o dos puntos.

¿Cómo poner una imagen transparente detrás del texto en Word?

– Puede hacer transparente un color de una imagen usando la característica de transparencia integrada. A diferencia de hacer transparente una imagen completa, hacer que un color sea transparente solo es posible en un objeto que se inserta como una imagen, no dentro de una forma.

Importante:  Las áreas que parecen tener un solo color (por ejemplo, las hojas verdes) en realidad podrían estar formadas por una gama de sutiles variaciones de colores y es posible que no obtenga el efecto que desea.

La conversión de un color en transparente funciona mejor con imágenes simples de color sólido, como las imágenes prediseñadas.

  1. Seleccione la imagen y vaya a Formato de imagen > Color o Herramientas de imagen > formato > color.
  2. Seleccione Establecer color transparente. Como Añadir Pie De Foto En Word
  3. Cuando el puntero cambie, seleccione el color que desea hacer transparente.

Para deshacer los cambios de color, seleccione Restablecer imagen en el grupo Ajustar. Nota:  Cuando imprima imágenes con zonas transparentes, las áreas transparentes tienen el mismo color que el papel. En la pantalla o un sitio web, las áreas transparentes tienen el mismo color que el fondo.

¿Cómo escribir un pie?

El término pie se escribe sin tilde por tratarse de una palabra monosílaba.

¿Cómo escribir un pie?

El término pie se escribe sin tilde por tratarse de una palabra monosílaba.

¿Qué es el pie de foto en Instagram?

Un marketing en Instagram exitoso se basa en imágenes. Las fotos que publicas atraerán seguidores, destacarán tu personalidad única y mostrarán el lado humano de tu negocio. Sin embargo, solo porque Instagram sea una plataforma visual no significa que tus palabras no importen.

El pie de foto que agregas a tu publicación ofrece contexto a tus imágenes y te permite compartir la voz de tu marca. Un buen pie de foto en Instagram hace que las publicaciones sean más memorables al decirles a tus seguidores cómo realizar alguna acción o al sentar las bases para una relación más sólida.

El pie de foto correcto, incluso, hace que tu contenido se comparta más.